STAFF: Son aquellas pequeñas cosas (Español) – Ana (ARG)

Standard

Queridos amigos de Our Chalet:

Hoy quiero compartir con ustedes mi experiencia como voluntaria en el centro. No es tarea fácil, pero voy a tratar de resumir en 600 palabras lo que he vivido en estos meses.

Mi llegada a Our Chalet fue cómo abrir las puertas de un nuevo mundo. Llegué con mi valija después de un viaje de 20 horas entre aviones, esperas, trenes y colectivos, a un pueblito en lo alto de los Alpes, con su nieve brillante y sus chalecitos desparramados por el valle. A partir de ese momento no pasó un solo día sin que descubriera algo nuevo. No digo grandes descubrimientos científicos, simplemente pequeñas cosas, sencillas pero distintas a lo que he vivido a lo largo de mi vida.

ana6

El primer día, por ejemplo, me sorprendí con el ruido crujiente que produce la nieve al pisarla; también supe que mi nuevo hogar en las montañas estaba rodeado de topos y ardillas, ya no más vacas ni pampa a mi alrededor.

Con el correr del tiempo fui conociendo no solo el lugar, sino también su gente. Y aquí tengo que nombrar dos categorías, la gente de Suiza, y mis compañeros de trabajo, una mezcla peculiar de nacionalidades. Corriendo el riesgo de no contar nada novedoso, podría decir que la gente suiza es extremadamente respetuosa, agradable, y tranquila, en todo momento dispuestos a ayudar a una “paisa” perdida como yo. Siempre digo que mis habilidades de orientación son bastante escasas, pero aquí eso nunca fue un problema. He preguntado dónde estaba, a donde iba y cuál era mi plataforma de tren miles y miles de veces y siempre hubo una persona amable tratando de correr en mi auxilio.

Ahora bien, hablando del staff, he de decir que somos un gran equipo, que con el paso de las horas y el trabajo compartido, y cobijados bajo un mismo techo, conformamos una gran familia. Cada cual aporta algo distinto que trajo de su país, su comida, sus canciones, su historia, y juntos creamos este singular estilo de vida que dura tan solo tres meses, y luego se refresca con nuevas voluntarias, nuevas historias y nuevas culturas, todas disímiles y a la vez especiales, unidas por un lazo común: nuestra Ley y nuestra Promesa Guía.

ana3

El estar en Our Chalet no solo abrió las fronteras del Guidismo para mí, sino también las puertas de Europa, ese continente, para nosotros, los latinoamericanos, tan antiguo y lejano. Desde mi pequeño pueblito en los Alpes y aprovechando los días libres, me largué a conocer un poquito de la bella Italia, la tierra de mi abuelo y mis bisabuelos, quienes como tantas familias de inmigrantes europeos decidieron cruzar el océano en busca de nuevos sueños lejos de la guerra.

Y a la lista de viajecitos relámpago a tierras vecinas, se sumaron Londres y Paris, protagonistas de tantos textos leídos durante mis estudios, Zurich, Berna, Ginebra, y Basilea, las ciudades más importantes Suiza, y también una escapada a Alemania.

En estos meses, mis compañeras y yo hemos invertido mucha energía en el Desafío del Staff. Algunos se preguntarán de qué se trata, he aquí la explicación. Lord Baden-Powell sostenía que siempre debemos aventurarnos, aprender nuevas cosas, correr nuevos riegos. Siguiendo esta idea, dentro del staff tenemos una lista de desafíos a cumplir, y con ellos juntamos puntos para llegar al gran premio: una insignia que nunca vimos!!! En fin, ya sea porque lo sugirió Baden-Powell, o porque queremos competir a ver quién suma más puntos, todas nos lanzamos tras el mismo objetivo, eligiendo retos a la medida de nuestras posibilidades. Comparto con ustedes el desafío personal de mi compañera y amiga británica, Danielle: aprender y memorizar 100 palabras en español, incluyendo frases útiles para presentarse, ordenar comida en un restaurant y pedir ayuda en caso de perderse.

ana1

Después de unas cuantas clases en el tallercito de español, me llené de orgullo cuando hace unos días, Danielle fue a atender dos huéspedes que llegaron tarde y tenían que hacer el check-in. Unos minutos más tarde vuelve, feliz, contándome que aunque le hablaron todo el tiempo en inglés, entendió que entre ellos hablaban en español sobre “la cuenta”. El tonito simpático con que dice “la cuenta, por favor” y el empeño que pone en su desafío son impagables.

Por recuerdos como estos, risas y miradas cómplices, aprendizajes, sorpresas y personas nuevas en mi vida, agradezco haber tenido la oportunidad de vivir esta experiencia, absolutamente recomendable para un Guía.
A cada una de las personas en mi nueva familia en los Alpes:
Charlotte, Rachael, Danielle, Sarah S, Sarah W, Mel, Victoria, Chloe, Katrina, Megan, Nikki, Byron, Migue, Jen, Mara, Tanya y Don…

Un enorme GRACIAS por formar parte de esta aventura y preocuparse cada vez que pensaban que estaba perdida en la nieve. ☺

SIEMPRE LISTA PARA SERVIR

Ana Cimarosti (ARG)
Our Chalet Assistant – Winter 2014-2015

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s